dijous, 12 d’agost de 2010

London. New Year's Eve 2009. Tercer día.

London New Year's Eve 2009


Tercer día londinense, una mañana fría que había dejado sobre Hyde Park un manto de escarcha que parecía que hubiera nevado.

2010_01_01 - London (196)

Hyde Park helado


El plan de hoy era andar y andar, como el de cada día! Esta vez para visitar Buckingham Palace, la residencia oficial de la monarquia britànica, y alrededores por la mañana y Covent Garden por la tarde. Aunque muy típico, siempre hace gracia visitar los soldados, con su posado inamovible.

2010_01_01 - London (203)

Guardia Real de Buckingham Palace


Después de pasear por las calles cercanas al Palace fuimos en busca de una entrada de metro para dirigirnos a Covent Garden. Esta zona de Londres está repleta de tiendas, espectáculos y artistas callejeros. Me llamó la atención un hombre, negro, de unos 50 o mas años, con una guitarra, un viejo amplificador atado a un carrito con ruedas y un baso de café caliente. Llevaba también un viejo abrigo. Yo estaba en medio de una plaza de aquella zona, junto al mercado, cuando el hombre se paró y empezó a montar toda su parafernalia mientras recibía los saludos de todos los autóctonos que pasaban por ahí. Parecía conocido en el barrio. De repente empezó a tocar y cantar blues! Espectacular... Lo hacía realmente bien! Era realmente muy bueno... Me quedé unos minutos escuchando y me fuí con ganas de mas...

2010_01_01 - London (215)

Covent Garden Station


Otro personajillo que me llamó la atención, por imaginativo fue el hombre vestido de perro dentro de su caseta. Estaba repleto de estos artistas que simulan estar congelados, inmóviles, y otros que solo disfrazados, aportaban originalidad al ambiente. También grupos espontáneos de artistas hacían funciones callejeras por algunas monedas al final de la actuación. Un ambiente bastante agradable y muy entretenido.

2010_01_01 - London (218)

Hombre perro en su caseta


Como no podía ser de otra manera, era navidad en Covent Garden también!

2010_01_01 - London (216)

Reno en la entrada del Covent Garden Market


Después de visitar una tienda de chucherías divertidas cercana, donde encontrabas lo inimaginable, comimos algo y volvimos a la zona del Soho, el centro de Londres, a andar un poco sin rumbo alguno.

2010_01_01 - London (224)

Oxford Circus


2010_01_01 - London (225)

Señal que da paso a los peatones cerca de Oxford Circus


La tarde acabó en el hotel, como de costumbre, con una ducha y algo de cena, en algún bar cercano... aunque esta noche sería diferente, pues, aunque cansados, queríamos visitar el museo “Ripley’s Believe It Or Not!”. Aprovechando que estaba en Piccadilly Circus también teníamos que visitarla de noche, con todas esas pantallas de vídeo gigantes, los carteles publicitarios de neón y la decoración navideña.

2010_01_01 - London (248)

Pantallas gigantes y carteles publicitarios de neón de Piccadilly Circus


Piccadilly Circus es la mayor intersección de tráfico de Londres, uniendo Regent St. con Piccadilly St. y también Shaftesbury Av. donde hay una gran cantidad de teatros. Todo esto ha hecho de Piccadilly Circus una atracción por si solo en el corazón de Londres y un importante punto de encuentro.

Y precisamente en este punto de Londres es donde esta Ripley’s. Un curioso museo de rarezas del mundo creado a partir de lo que un periodista recogía en sus dibujos para un periodico. Dicho personaje viajaba por el mundo y se hizo famoso por encontrar las cosas mas inverosímiles y extrañas sobre la faz de la tierra. Después alguien lo juntó todo y abrió varios museos en diferentes grandes ciudades del mundo.

Os dejo algunas imágenes de lo que podréis encontrar en él!


2010_01_01 - London (253)

Coche con 1 millón de piedras Swarovski a razón de una libra por piedra...


2010_01_01 - London (258)

Virgen hecha de sellos de correos


2010_01_01 - London (259)

La cara de Ripley hecha con caramelos de colores


2010_01_01 - London (264)

Trozo del muro de Berlín


dilluns, 9 d’agost de 2010

London. New Year's Eve 2009. Segundo día. Parte II.

London New Year's Eve 2009


Después de descansar en el hotel y hacer una merecida siesta, un poco de vida nocturna apetecía, y mas si lo que queríamos ver de noche era el Big Ben y el London Eye, entre otras cosas.

Decidimos ir andando desde el hotel hasta la zona de Westminster. La caminata es importante, pero Londres de noche merece la pena.

El primer monumento que nos encontramos en nuestro camino fue el Marble Arch. Parece ser que este no era su emplazamiento original y que fue movido o sustituido, dicen las voces populares, porqué el carruaje de la reina no pasaba por ser demasiado estrecho. Antes se emplazaba en la entrada del Buckingham Palace, de echo era la entrada de este hasta 1851.

2010_01_01 - London (116)

Marble Arch


La iluminación de Harrod’s por estas fechas navideñas es también algo que visitar. Todo el edificio repleto de bombillas siguiendo las líneas del edificio es, simplemente, algo espectacular.

2010_01_01 - London (121)

Harrods iluminado


En cuanto llegamos a la zona del puente junto a Westminster empecé a arrepentirme el no haber cogido el trípode de la cámara... claro que 40 euros por facturar un trípode para echar unas fotos no salía muy a cuenta. Así pues, echando mano del buen pulso y algún que otro apoyo auxiliar se hizo lo que se pudo!

Primero la London Eye, preciosa obra de la ingeniería de 135 metros de altura que rueda a unos 0,9 km/h y tarda 30 minutos en hacer una vuelta completa. Aunque ahora ya no es el mirador mas alto del mundo, continua siendo espectacular! y bastante caro...

2010_01_01 - London (187)

London Eye y edificios cercanos que cambiaban su iluminación


2010_01_01 - London (150)

Reflejo del London Eye en el Thames


Cerca de la noria nos encontramos, cruzando el Westminster Brigde Rd., con el Westminster Palace. Patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1987, es el lugar de reunión de las dos cámaras del parlamento del Reino Unido. Como curiosidad destacar que el palacio contiene mas de mil habitaciones y que, originariamente, se usaba como residencia real hasta el siglo XVI.

2010_01_01 - London (160)

Westminster Palace de noche


The clock tower es, sin duda, la parte mas emblemática de todo el conjunto. Actualmente ya se ha aceptado popularmente el nombre de Big Ben para referirse a esta torre, aunque realmente, el Big Ben es la campana mas grande de Westminster. Pesa unas 13 toneladas!

2010_01_01 - London (157)

Westminster Palace y clock tower (Big Ben)


Ahora si, después de un segundo día completo, tocaba cenar y dormir! Eso si, volvimos en metro al hotel... por hoy ya hemos andado suficiente...

dilluns, 28 de juny de 2010

London. New Year's Eve 2009. Segundo día. Parte I.

London New Year's Eve 2009


Nos levantamos bastante pronto, aún estando de vacaciones, gracias a los horarios ingleses del desayuno... En parte nos autoconvencíamos de que mejor para poder aprovechar el día pero dormir un poco mas siempre se agradece...

2010_01_01 - London (27)

Look right, look left


Aprovechando que lo teníamos cerca, a pocos metros, cruzamos andando Hyde Park en vez de coger el metro, para acercarnos al centro. Vaya lujo tener un parque así en el centro de una gran ciudad como esta. Podías permanecer ahí y olvidar que te encuentras en una ciudad muy ajetreada y de las mas importantes del mundo.

2010_01_01 - London (32)
Banco con escarcha en Hyde Park

2010_01_01 - London (46)

Cisnes levantando el vuelo


El lago Serpentine divide en dos el parque, que queda contiguo con los Kensington Gardens. En él sorprende la cantidad de aves que hay, bastante acostumbradas a la gente. Si te paras en la orilla a hacer alguna fotografía se van acercando, seguramente, buscando que los transeúntes les den pan o algún otro alimento.

2010_01_01 - London (31)

Cisne en el agua helada


2010_01_01 - London (39)

Ave y placa de hielo


No hacía mucho frío de día pero de noche helaba, como veis en las fotos. Algunas placas de hielo en el lago y bastante escarcha, que no nieve, por todo el parque nos recordaban que, aún teniendo un cielo azul y un sol radiante, era enero! Al final de nuestro paseo matutino nos encontramos con una feria justo a la salida del parque que le dio un toque navideño a un entorno inmutable a celebraciones de cualquier tipo y a la vez donde se celebran muchos actos a lo largo del año.

2010_01_01 - London (49)

Muñeco de nieve inflave de una feria en Hyde Park


Cruzando Hyde Park nos encontrábamos muy cerca de Harrods, donde aprovecharemos para comprar algunos regalos. Bastante típicos, la verdad, te y Jelly Bellys, pero sin haber facturado ninguna maleta tampoco podíamos desmadrarnos mucho comprando grandes paquetes. Eso y el tema económico claro...

2010_01_01 - London (60)

Boca de metro en Harrod's


2010_01_01 - London (61)

Harrods


Después de un café en un Starbucks y ver el primer bus “antiguo” de nuestra estancia en Londres abandonamos Kensington para dirigirnos al Soho.

2010_01_01 - London (57)

Bus clásico de Londres


Paseando por Oxford St. giramos por Regent St. en el momento que se encuentran en el cruce de Oxford Circus. Es un espectáculo cruzar esta plaza. En sincronización perfecta la gente invade la calzada para llegar a la otra acera mientras los autobuses no dan ni un segundo de margen para arrancar en cuanto se lo permite el semáforo. Los auténticos reyes de las calles son los autobuses rojos londinenses. Nunca pienses que un autobús frenará y te va a dejar pasar. Increíble. Hablando de autobuses, la primera vez que usamos uno para desplazarnos por Londres fué justo delante de la Apple Store. Supongo que Mònica vio algo en mi cara cuando fue ella quien propuso, con la boca pequeña, ir a echar un vistazo... Es parecido a una atracción mas de la ciudad.

Autobús pues hacia The Tower of London!

2010_01_01 - London (70)

Aviso de parada en el autobús hacia The Tower of London


Una de las cosas que mas me sorprendieron de Londres fue la puntualidad de su servicio de transporte público. Incluso un autobús en el que nos desplazábamos efectuó una parada para reajustarse al horario pues iba unos 10 segundos adelantado! Eso si, los conductores no perdían el tiempo hablando ni indicando con demasiado detalle cualquier consulta que les hicieses.

2010_01_01 - London (68)

Interior de un autobús de Londres


The Tower of London, palacio real y fortaleza de Su Majestad, aunque no resida en ella, es realmente imponente. Hay una antigua leyenda o dicho popular sobre éste, en la actualidad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que dice algo parecido a: "si los seis cuervos que se sostienen en la Torre desaparecieran algún día, se caería la Torre, y con ella la monarquía".

Junto a la torre se encuentra The Tower Bridge, que cruzamos para llegar a la otra orilla del rio Thames.

2010_01_01 - London (76)

The Tower Bridge


Aunque en obras en uno de sus laterales, estaba lleno de turistas fotografiando y cruzando a través de el. La verdad es que tiene una riqueza arquitectónica que no se puede apreciar en las fotografías que estamos acostumbrados a ver, de lejos. Es bastante impresionante conocer que cada leva del puente pesa mas de 1000 toneladas y, aún así, se accionaba mediante unos contrapesos genialmente colocados y simple agua! Agua bombeada por una maquina de vapor! Actualmente el mecanismo ha sido sustituido o adaptado para funcionar con aceite y electricidad aunque la maquinaria original se puede visitar, aunque nosotros no lo hicimos por las largas colas que se generan en esta atracción londinense.

2010_01_01 - London (81)

Detalle del London Bridge


Las vistas al otro gran puente de Londres, el London Bridge, son inmejorables desde este puente levadizo. Y claro, también desde el segundo al primero, desde el que se puede ver el imponente HMS Belfast fondeado a orillas del río, actualmente un museo.

2010_01_01 - London (80)

Vista del London Bridge con barco


2010_01_01 - London (86)

Vista del Tower Bridge con HMS Belfast


Saint Paul’s Cathedral era uno de esas edificaciones o monumentos que no estaba en la parte alta de mi lista "cosas a visitar" pero que me encantó. De piedra blanca es realmente impactante y muy grande, una obra inmensa! Mas de lo que pudiera parecer en un libro de fotografías o una guía.

2010_01_01 - London (95)

Saint Paul's Cathedral


Levantada sobre las ruinas de una antigua catedral medieval quemada por el gran incendio de 1666 es de las pocas edificaciones que sobrevivió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

2010_01_01 - London (100)

Pilares de una de las entradas de la catedral


2010_01_01 - London (105)

Vista delantera de Saint Paul


Después de dar la vuelta entera a Saint Paul paseando, en la que visitamos un gran mapa en el suelo con la planta de la catedral y algunas referencias, nos fuimos en busca de la boca del metro, la parada de St. Paul’s, dirección al hotel a descansar un poco, que por hoy ya ha sido suficiente.

2010_01_01 - London (110)

Árbol de navidad en una plaça cercana a Saint Paul


El ambiente navideño aún se dejaba ver aún habiendo pasado ya las fiestas!

2010_01_01 - London (113)

Placa del metro. Parada de St. Paul's

London. New Year's Eve 2009. Primer día.

London New Year's Eve 2009


Día de fin de año de 2009, con un avión de una de estas compañías aéreas llamadas “low cost”, nos plantamos en Londres por primera vez, al menos para mi. Nunca había estado, Mònica si, pero un fin de año en Londres era nuevo para los dos.

El primer día casi hubiera sido anecdótico si no fuera por que era el último día del año, pues llegando por la tarde no tuvimos mucho tiempo de movernos por la ciudad ni de ver o recorrer muchos lugares, mas que de camino al hotel y luego de vuelta al centro donde nos esperaban unos amigos para cenar. Un momento... si que nos dió tiempo de visitar algo antes de cenar... Notting Hill, que nos quedaba a solo 2 paradas del metro del hotel.

2010_01_01 - London (5)

The Travel Bookshop, la que aparece en la película Notting Hilll.



Si, me volví a mirar la película antes de ir a Londres...

Toda la vida y el movimiento que cuentan y explican que hay en las calles de este barrio, Notting Hill, en lugares como Portobello Rd, tendremos que verlas en persona en otra escapada, pues llegamos a la hora de cerrar ya, y, por motivos de agenda, no pudimos volver en otro momento. Hay tantas cosas para ver en Londres que no hay suficiente en 3 días para visitarlas.

De esa zona me llamó la atención una tienda cuya decoración eran maquinas de coser antiguas. No había paredes en este establecimiento de 2 pisos, pues los muros eran vitrinas gigantescas con estanterías para depositar las máquinas de costura.

2010_01_01 - London (4)

Máquinas de coser en una tienda de ropa


Aprovechando que subimos andando por Portobello Rd cogimos el metro en Ladbroke Grove para acercarnos a Regent’s Park, donde cenaríamos antes de ir mas hacia el centro a ver los fuegos artificiales típicos de esta noche en Londres.

Después de una agradable cena en buena compañía a base de pizza, aunque tardaron muchísimo en servirnos, intentamos encontrar un transporte hacia Oxford Circus o quizá Picadilly, cosa que fué imposible pues cierran las calles a todos los vehículos, incluso autobuses... Andando pues! Teníamos tiempo aunque la caminata era larga.

2010_01_01 - London (9)

Parada de metro de Oxford Circus


Una vez llegamos a la zona de Picadilly los accesos que llevaban a las orilllas del río ja estaban cerrados, parece ser, desde varias horas antes. La verdad es que estaba todo muy bien organizado. Primero la gente llena los espacios cercanos al Thames y el London Eye, la noria, desde donde se lanzan los fuegos, y una vez completo cierran todos los accesos y tienes que seguir la fiesta desde pantallas gigantes, como hicimos nosotros, aunque también se veían de fondo en directo las explosiones de color.

Una cuenta atrás nos indicó el inicio de 2010, sin uvas esta vez, ni campanadas. Fue un poco extraño. De repente todo el mundo gritaba. Ya estábamos en 2010!

Después del viaje en avión y en tren hasta Londres no teníamos muchas ganas de quedarnos hasta tarde festejando el año nuevo, además queriamos aprovechar bien los 3 días que nos quedaban para visitar lo que pudiéramos de esta gran ciudad, así que paseando y preguntando a la Metropolitan Police Service encontramos una boca de metro abierta para que nos llevara de vuelta a Hyde Park, cerca de nuestro hotel.

El hotel correcto. 2 de las 3 recepcionistas que había muy simpáticas, la otra muy... inglesa...? En general muy bien todo. Aunque de paredes un poco finas pudimos descansar bien.

Un día repleto de quilómetros y nuevos lugares nos aguardaba después de dormir!

La Fou

Per les balmes de la Fou

hi ha la cova del Diable,
on diuen que s’esdevingué
una gesta memorable.

Un noi per heure’n l’amor,
la Blanca Cérvola seguia,
se l’hi esmunyia en la nit,
i la perdia de dia.

Maleint la mala sort,
el dimoni amb veu magnànima
li diu: si vols el seu amor
te’l canviaré per l’ànima.

Quan la Cérvola ferida,
amb sang marcava el camí
arribava a una gran balma
que un salt d’aigua fa coixí.

Ran, la noia ja l’espera,
per dur-los a uns altres móns,
i aigua i terra els engolia,
fins el fons, del fons, del fons.

El vint-i-quatre d’agost
si a la Fou a veure’ls neu,
a les dotze de la nit,
en pedra us convertireu.

E.V.


Mas bien sin pensarlo mucho, por la tarde, aún a riesgo de encontrarnos mares de gente por el lugar, y con mis padres, nos fuimos a dominguear un jueves 24 de junio a una hora de casa de distancia (quizá 2 si haces caso del gps...). Un lugar poco conocido pero que merece la pena las 4 horitas de camino andando que tardas en recorrer los senderos que te llevan, un poco menos si sigues los caminos marcados...

2010_06_24 - La Fou


La Fou es un salto de agua de la Roqueta, uno de los afluentes de la riera de Tous, cerca de Sant Martí de Tous, a diez quilómetros de Igualada. Es bastante espectacular el contraste entre las zonas húmedas, con frondosa vegetación que tienes que ir sorteando para llegar, a través de un pequeño sendero, a nuestro destino, y el entorno, una zona de secano. Después de un rato andando, desde donde dejamos el coche, en Sant Martí de Tous (aunque se puede dejar mas cerquita, junto al camino), pisando un suelo polvoriento, bordeando los campos de trigo (o parecidos cultivos) y bajo un sol bastante fuerte, llegar a aquella zona, protegida por la roca esculpida por el agua que formaba una burbuja fresca y húmeda en un ambiente seco y caluroso era una recompensa bien merecida que te invitaba a quedarte descansando un buen rato.

2010_06_24 - La Fou


Pese a mis temores no encontramos mucha gente por los alrededores. Un par o tres de familias disfrutando del entorno y algún perro que, como Ona, nuestra Golden Retriever, disfrutaban de los charcos y riachuelos para refrescarse. La verdad es que me hubiera tirado con ella al agua...

2010_06_24 - La Fou

2010_06_24 - La Fou


Un poco por la precipitación en la organización de la pequeña excursión solo visitamos “l’engorjat de la Fou” y nos dejamos para otro momento la fuente, del mismo nombre, y la cueva del diablo, también muy cerca de este lugar. Tampoco me puse mucho a buscar el geocaché que hay en esta zona por la gente que había visitándola... así que... habrá que volver! Esta vez quizá en moto... que yo pasé mucha calor...

divendres, 25 de juny de 2010

1 de 3

Sábado mediodía, después de comer fideos chinos instantáneos y con las coordenadas cargadas en mi GPSMAP 60cs, todo listo para arrancar e ir en busca de algún geocaché.

El plan era sencillo: conseguir encontrar 3 o 4 “tuppers” escondidos no muy lejos de mi posición. Como veis en el título del post, solo encontré uno... pero hice algunos progresos con el famoso “tesoro” de Mas Solers, progresos que os contaré mas adelante.

El primer objetivo quedaba unos pocos quilómetros siguiendo la nacional que pasa cercana a mi casa. Dentro de un parque infantil desolado a pie de carretera, con un pozo protegido por una verja con un cadenado, empiezo a buscar en las coordenadas algo parecido a un escondite. Incluso con las pistas desencriptadas de la web no hubo manera... mas de 25 minutos después empecé a contemplar la posibilidad de que hubiera sido descubierto por algún geomuggle (persona que no conoce la existencia de geocaches) y 5 minutos mas tarde decidí pasar al siguiente. Además, la imagen mental de un individuo con un artilugio parecido a un teléfono móvil con antena dando vueltas y levantando piedras en un parque para niños empezaba a incomodarme. Mirar obsesivamente dentro del pozo tampoco ayudaba a que la gente que pasaba por la carretera no se quedaran mirando...

2010_06_19 - Geocaching


Quilómetros después de seguir por una carretera secundaria, no elegida por obligación, llegaría al inicio del camino que me llevaría a mi segundo objetivo del día. El camino que debía seguir es bien conocido por mi y por mis colegas de salidas en las que la btt era nuestra manera de disfrutar de la naturaleza. Varios años después de rodar por última vez por estos parajes el paisaje parecía congelado en el tiempo. Cierto que los baches que antes conocíamos al dedillo habían cambiado de lugar pero a grandes trazos, todo estaba igual. Metro a metro iba recordando todos los buenos momentos pasados, todas las caídas, todas las meriendas... que gran momento! Había curvas en las que podía ver a Angus en el suelo riéndose por la absurda caída al final del descenso de los baches, antes de llegar al Pla de las Palmeras, o a todo el grupo volando sobre los badenes descendiendo por este mismo lugar.

Que bien que se sube la cuesta de Canyelles al Pla de las Palmeras en mi montura actual... y lo que cuesta pedaleando! y si, di unas vueltas con la moto al árbol del Mas de l’Artís, rememorando viejos tiempo...

Justo pasado este último punto, el Mas de l’Artís, a pocos minutos descendiendo hacia Vilanova es donde se encuentra mi segundo objetivo. Aparco la moto en un ensanchamiento del camino principal y sigo a pié varias decenas de metros hasta llegar cerca del punto donde se supone se encuentra el caché. 5 minutos después de llegar a las coordenas por fin encuentro el primer (i último, aunque todavía no lo supiera) tesoro del día.

2010_06_19 - Geocaching


Arañado por las ramas y pinchos de arbustos, que solo buscaban protegerse de depredadores, y después de darle al boto de “Found” en el GPS me hago una ruta mental de como llegar a la siguiente parada.

Mas Solers. Un mínimo de 4 veces me ha llevado visitar este antiguo casino para juntar las piezas necesarias para encontrar el caché que, seguro, será el que mas faena me ha llevado de todos.

Este caché es diferente a los otros. Mediante un pequeño juego de observación encuentras las pistas numéricas que te llevan al siguiente, y no último, paso. De echo, la primera vez que me puse a buscar estas pista, no me fijé bien y acabé en medio de un campo de cultivo buscando... Por suerte, la segunda observación me hizo darme cuenta del error y tras unas sumas y restas las coordenadas correctas aparecieron. Aún así todavía necesitaría un par mas de visitas para encontrar la segunda parte del acertijo, previamente resueltos un pequeño juego de lógica que involucra unas casa, unos nombre y unos colores.

Aún con las coordenadas correctas y el acertijo lógico resuelto tendré que volver a localizar las coordenadas finales, ahora si, con todas las pistas necesarias para poder encontrarlo.

2010_06_19 - Geocaching


Uno de los complementos que nunca intento dejarme en el momento de irme a buscar algún geocaché es la cámara de fotos. A veces te encuentras con momentos o situaciones curiosas para fotografiarlas. Esta vez, una lagartija observandome y, seguramente, no entendiendo que hacia moviendo las piedra y buscando en agujeros de la zona con tanta avidez.

2010_06_19 - Geocaching

diumenge, 27 de setembre de 2009

Transpirineus 2009 per asfalt, 2ona part

Con los depósitos llenos y un buen desayuno entre pecho y espalda empezamos la ascensión hacia el Port de la Bonaigua, sobrepasando ligeramente los 2000m en su punto mas alto, para cruzar Vielha y despedirnos, por un día, de nuestras tierras catalanas.



El puerto escogido para entrar en Francia fué el Port du Portillon, que por proximidad y por el destino que teniamos planeado visitar era la opción mas óptima, pues nos quedaban muchos quilómetros por delante y muchos puertos de alta montaña que coronar.






Aún así nos dió tiempo de comer un creppe en un puesto junto a la carretera, donde también compramos algo de miel. Como anécdota curiosa, el tendero, con un acento frances que no se podía disimular, se nos quejó que solo comieramos 1 crep por persona, cuando tenia una gran oferta de 12 crepes a un muy buen precio (la verdad es que los crepes eran de dimensiones ajustadas, pero su precio también, solo 50 centimos!). La gente siempre come 12, solo los españoles comeis 1 por persona gritaba el buen hombre, todo un personaje. De esas personas que siempre esperas encontrarte en una ruta para que te haga desconectar un poco del recorrido marcado.




Despues de repasar un poco la ruta sobre el mapa y cerciorarnos que estabamos en el buen camino, seguimos cabalcando rumbo al puerto estrella de nuestra ruta, el Tourmalet.




Poco a poco, o no tan lentamente en algunos tramos, ibamos subiendo y subiendo y adentrandonos mas y mas en el Parc National des Pyrénées, donde el ganado pastaba, ams o menos, libremente por medio de la carretera, cosa que te obligaba a estar bastante atento no fuera que en alguna curba un par de cabras hubieran decidido tumbarse a descansar a la sombra de un pequeño muro...




Puerto de montaña coronamos bastantes, pero en el que mas tiempo pasamos fué en el Col d'Aspin.





Hubiera sido divertido ver como el propiestario de este vehiculo accedia a el... menuda "cabronada"...






Pau es un gran amante de los animales...






Despues de rodar sobre carreteras de alta montaña durante unas 2 horas por fin llegamos al Col du Tourmalet, 42°54′29″N 0°08′46″E, donde muchísimos ciclistas durante el trayecto nos hacían recordar que estabamos pisando uno de los recorridos mas emblematicos del Tour de Francia. Pintadas de animo en el asfalto nos acompañaron hasta llegar a los 2115m de altura que alcanza este puerto, donde hay una escultura rodeada de mas ciclistas que no permite hacer oblidar a quien la visita lo que significa estar en este terreno, cercano al Pic du Midi de Bigorre (2877m) que no pudimos visitar por estar cerrado a los vehículos a motor. Obviamente no ibamos a subir a pie... temas de horario, claro... La verdad es que nos dio un pelín de rabia pues las vistas de los alrededores a tal altitud deben ser espectaculares. Queda pendiente pues!






Vaya, ¿que es eso que sube por la ladera de la montaña? si, será mejor que emprendamos la marcha otra vez porque se acerca niebla. Rapidamente y casi sin darnos cuenta ya la teniamos encima. suerte que empezabamos a descender y ella queria ascender... en algun momento seguro que la dejariamos atras.




Ciertamente lo que mas molesta de la niebla no es el no ver, sino el que se te empapen las gafas de humedad y veas aún menos. Aquí cada uno tiene su técnica... o ir pasandole el guante cada 500 metros o quitartelas y poner cara de chino comiendo limones. Cualquiera de las dos son fatal...






Unos cientos de quilómetros antes de donde teniamos pensado acampar, no recuerdo si cerca de Angelès-Gazost o de Laruns... creo que Laruns, si, definitivamente Laruns, cogimos un devío, bien, cogí un desvio y todos me siguieron hacia, supuestamente el Portalet d’Aneu, y que se convirtió por un error de navegación, en uno de los tramos mas pintoresco y entretenidos del viaje.




Cruzamos un rebaño de ovejas, pisamos tierra, caminos de gravilla, coimos al lado de una presa que creaba un precioso lago... pero desafortunadamente no tenia salida.








De echo no fué muy grabe pues solo eran unos 10 minutos hasta volver al camino correcto pero... cual era el camino correcto? no os fiéis nunca ciegamente del gps y en caso de duda preguntar a los autóctonos de la zona, si y cuando encontréis alguno...! En nuestro caso unos excursionistas nos dieron varias indicaciones (en francés, claro está) con las que pudimos volver a coger la carretera correcta en tan solo unos cientos de metros, en una bifurcación en el pueblo próximo.




Mira tu que bien, ahora llueve... pero nada, cuatro gotas mal contadas que solo sirvieron para tener que reducir la velocidad a causa del asfalto mojado...




El Portalet d’Aneu (1794m), tocando al pic d’Aneu de 2364m, nos anunciaba que solo nos quedaban poco mas de 60 quilómetros hasta Bujaruelo, donde acampariamos la última noche. Antes de llegar al camping nos esperaba una grata sorpresa... 3 quilómetros de pistas abiertas a la circulación rodada por el Parque Natural de Ordesa y el Monte Perdido. Precioso... un lujo a día de hoy encontrar un camping en tal situación.




Registro echo, mugre lavada y tienda montada! Que queda? La cena! y luego una partidita de poker, en la que desplumé varias veces a mis débiles adversarios, con un ColaCao calentito por copa y una banda sonora muy castiza, a ritmo de copla, de fondo.






Hasta ahora habiamos sorteado bien el tema de la llubia. Aunque amenazante nos siguió hasta el último quilómetro pero en Bujaruelo no nos dio tregua y descargó a gusto buena parte de la noche. Esta última parte me la han contado porque ni me enteré que siguió lloviendo una vez cogido el sueño...

9 de la mañana, a recoger y desayunar! Bocadillo de lomo con queso con 70 céntimos de suplemento por el pan con tomate... en Catalunya lo damos gratis...eh? pero oye! un detalle que lo tuvieran en la carta (aunque nosotros lo refregamos, no lo rallamos y se lo echamos por encima!). Muy bueno el lomo, eso si!




Después de despedirnos de los dueños, tristemente empezamos a volver a casa... y mas tristemente por unas carreteras con infinitas rectas... muchas rectas... demasiadas rectas... tantas rectas que me empezaba a salir espuma de la boca y urticaria... total, que paramos a revisar el mapa y buscar una de esas carreteras con muchas letras y muchos números, normalmente dibujadas con trazos finos para proseguir el camino, y hacerlo mucho mas ameno, hacia nuestro punto de origen 3 o 4 días antes.






Última parada para comer algo en Guimerà, donde Pau aprovechará para quitar el último tornillo que le quedaba a su cubre carter (los otros los ha perdido por las vibraciones...) y transpirenaica concluida!




Por cierto, os he contado lo que le ocurrió al intermitente de la Yamaha de Pau pocos quilómetros después de salir, el primer día? Miradlo vosotros mismos!




Solo queda lo peor, asumir que mañana toca trabajar...